Que el crédito no destruya tu navidad

Llega la temporada de fin de año y los gastos aumentan estacionalmente. Regalos y celebraciones presionan las finanzas personales y, con tasas de interés reales negativas, la opción de financiar estos compromisos, propios de la época, luce más que conveniente.

Pero, cuidado… los créditos se pagan. Y no cumplir los plazos, o no honrar los compromisos puede costar muy caro.

En muchas oportunidades hemos escuchado historias de personas que quedan en bancarrota por adquirir créditos que superan su capacidad de pago, u otras que quieren congelar sus tarjetas de crédito porque no pueden hacerse cargo de sus deudas.

La verdad es que para aprovechar una oportunidad de inversión, o adquirir algún bien o servicio, muchas veces, dependes de un crédito y solamente de esta forma puedes acceder a ellos, sin necesidad de tener dinero en efectivo y permitiéndote pagar a plazos. Sin embargo, a la hora de tomar un crédito y adquirir un plan de financiamiento, debes ser cuidadoso y responder al menos tres preguntas básicas para saber si es conveniente o no:

¿Por qué deseas tomar un crédito? El objetivo debe estar claro, si es porque quieres aprovechar una tasa de interés baja o competitiva para la compra de un activo productivo, que te puede dar mayor retorno, simplemente para adquirir algún bien que necesitemos, o porque te quedaste sin dinero al final de mes. 

Recuerda  que los créditos no son una extensión de tus sueldos y salarios, sino que son un compromiso adquirido que debes pagar. Es vital saber si el crédito que vas a adquirir es para algo que realmente requieres, de lo contrario, puedes caer en un círculo vicioso que supere tu capacidad de pago, y comprometa tu libertad financiera.

¿Cuánto debes solicitar o cuánto te puedes financiar? Debes conocer la relación entre tus ingresos mensuales y las cuotas de pago de todos tus créditos, tanto de tus TDC como de los otros créditos que tengas vigentes. Esto te permitirá conocer tu capacidad de endeudamiento. 

Es recomendable que la porción de tu sueldo dedicada al pago de deuda no supere el 35%, de esta forma podrás hacer frente con comodidad al resto de gastos, e incluso destinar un monto al ahorro o inversión.  

En caso de que superes este nivel, es importante estar consciente de ello, que sea por un período de tiempo determinado y que preferiblemente lo estés destinando a inversión, a tu crecimiento patrimonial y no a gastos corrientes que no deberías financiar.

¿Cuáles son las características de tu crédito? Conoce tu crédito. Es muy importante que tengas claras las condiciones principales: 

- Cuota de pago. 

- Comisiones. 

- Tipo de crédito (hipotecario, turismo, comercial, entre otros), de acuerdo con tu objetivo debes elegir el que más se adapte a tus necesidades.

- Tasa de interés a cobrar, en algunos casos se ofrecen tasas promocionales que luego aumentan a la tasa de mercado.

- Plazo del crédito, entre mayor sea el plazo, más bajas serán las cuotas de pago.

- Fechas de pago, pues de tu puntualidad dependerá tu récord crediticio y reputación financiera.

En economías inflacionarias como la nuestra, también debes tener presente la inflación esperada anual, ya que en los últimos años las tasas de interés activas se han ubicado por debajo del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) anualizado, lo que convierte al crédito en una excelente herramienta para mantener tu poder de compra y protegerte de la inflación, siempre cuidando tu capacidad de endeudamiento.

Recuerda siempre que al tomar un crédito estás adquiriendo un compromiso de pago, por lo que es muy importante que el crédito sea empleado en  algo que realmente requieras, y no permitas que se convierta en una carga financiera personal y que te conduzca a un ciclo vicioso de constante deuda, comprometiendo tus ingresos, tu tranquilidad y tu calidad de vida.

En Bancaribe estamos comprometidos con el desarrollo social y económico de nuestra sociedad. Para más información sobre finanzas personales, síguenos por nuestras redes sociales: @Bancaribe, Facebook.com/Bancaribe, Bancaribe.wordpress.com. O visita nuestra página web http://www.bancaribe.com.ve

Por: Instituto de Finanzas y Empresas (IFE)