Pocos pueden vivir de Youtube

Ángel David Revilla, DrossRotzank, o simplemente Dross, además de ser un personaje reconocido de Internet, es un comunicador social venezolano que lleva 10 años viviendo en Argentina.

“Siempre fui amante de los videojuegos”, confiesa, y tal vez de allí se generó la chispa para dar inicio a lo que es hoy, después de una década de aprendizaje como pionero en las lides del bloggeo y el YouTube.

En un principio comenzó a darse a conocer “troleando” en los foros de videojuegos, hablando de las bondades y desaciertos de los desarrollos, de cómo sacar partido a las diversas herramientas.

Lejos de ganarse enemigos, generó una buena reputación entre los gamers e incluso, las marcas de los más grandes fabricantes de juegos del planeta, como Sony y Ubisoft, lo contactaron para invitarlo a probar sus desarrollos, porque valoran su opinión.

Posteriormente creó su página web, que dio paso a lo que hoy se conoce como “El Diario de Dross”, blog que recibe millones de visitas diarias de todos los países de habla hispana. El blogger confiesa que, desde niño, su gran pasión ha sido escribir.

En 2007 se tituló como comunicador social y se marchó por razones familiares a Argentina, desde allí se dedicó a crear un personaje que hoy en día se ha convertido en un referente. Es el youtuber venezolano más reconocido en el mundo, contando con más de 10 millones de suscriptores, según los registros del sitio web.

UN NUEVO MODELO DE NEGOCIOS

“El Diario de Dross” apareció en sus primeras versiones desde 1998, y se hizo muy popular entre internautas hispanoparlantes, pero en 2005 se presenta como el sitio web que se estableció definitivamente y comenzó a subir contenido, así fue ganando lectores y se convirtió en una de las páginas más visitadas de Venezuela, y luego en Argentina.

Cuando se le pregunta qué porcentaje de Ángel David tiene Dross, responde que, “como afirman los psicólogos, todos los personajes que creamos guardan alguna semejanza con nosotros”, y de hecho apunta que esa fuerte carga de humor negro la heredó de su padre.

Luego llega el salto a YouTube y continúa su popularidad ha ido en ascenso hasta la actualidad. “Cuando empecé a hacer videos, apunta, no tenía ni idea de que algún día representaría un modelo de negocios”.

“Particularmente soy muy renuente a hablar de las ganancias de los youtubers; sin embargo, alguien que genere muchos views puede ganar buen dinero e incluso vivir de ello”. Comenta que YouTube es el sitio web más visitado del mundo, después de Google, y con semejante poder, muchas marcas, corporaciones y compañías, quieren publicitarse en esta red.

“Entonces ahí comienza la negociación entre Google, dueña de YouTube, que pone la plataforma y consigue los anunciantes, y los youtubers que generamos contenido y atraemos a las personas”.

A veces los youtubers consiguen “networks” como Machinima, Mitu, Vevo, entre otros, para que los represente y mediante YouTube, agrega. La mayoría de estos networks ofrecen un trato de 80/20, es decir que de las ganancias mensuales con los videos; ellos se quedan con 20%, y el youtuber con el 80%.

“Sin embargo, muchas personas, ingresan a YouTube para intentar cumplir el sueño de vivir de hacer videos, pero 98% no lo consigue, es algo cada vez más difícil”.

Revilla apunta que es un trabajo, como cualquier otro, adelantar la producción de videos, siempre estar actualizando, y pendiente de sus seguidores, y generar contenido de calidad para compartir con su comunidad, a la cual respeta y valora.

SU LIBRO, “LUNA DE PLUTÓN”

Su primera obra es una historia de fantasía, basada en una intriga cósmica, que va convirtiéndose en algo diferente a medida que avanza hasta terminar en una historia de amor que desata una verdadera guerra galáctica.

Es una novela clásica de la más pura ciencia ficción, matizada por un filoso humor negro, y que hace gala de la buena ortografía, punto de honor para Dross.

“Mi libro, “Luna de Plutón”, es un éxito de venta en todas las librerías de México, Argentina, Colombia, España y el resto de los mercados de habla hispana”.

Una comunidad fiel esperó con ansias hasta el lanzamiento de la novela, espoleada por una gran cantidad de videos creados por Dross, donde personajes de comics y películas eran los voceros de su creativa manera de publicitar su libro.

Tanto así que en 2016 se convirtió en uno de los “meme” de mayor popularidad, debido a la publicidad del autor en YouTube y en redes sociales, como Facebook y Twitter.

DE LO DIGITAL AL PAPEL

Conversando con Dross sobre este salto en reversa desde el 2.0 al papel, es inevitable el paralelismo con la secuencia de “2001: una odisea del espacio”, de Stanley Kubrick, cuando el homínido lanza el hueso y se convierte en nave espacial, pero vista en retroceso.  Ante esto, el youtuber suelta una carcajada y alega que “mi sueño desde que salí de la Escuela de Comunicación Social, ha sido escribir libros, y lo estoy haciendo”.

Sus dos obras publicadas hasta el momento, no dejan de venderse. “Luna de Plutón”, ha colocado más de 100.000 ejemplares, y “Festival de la blasfemia”, va por las 40.000 copias vendidas, según cifras del Grupo Planeta, sello que editará el tercer libro de Revilla, este año.

Sus trabajos posteados en la red, actualmente superan el millar de reproducciones en su mayoría, y ha rebasado, en total, más de 1.000 millones de visualizaciones. Revilla posee un estilo muy particular, basado en los géneros de terror o misterio, siempre chispeados con humor negro y la fórmula de “Top 7” para jerarquizar la información, estructura que funciona muy bien para su audiencia más cautiva, concluye.

Dross es un youtuber que subía videos a Internet con la finalidad de entretener a su audiencia, y ahora se ha convertido en un referente global en materia de viralidad, influencia en su comunidad y manejo de redes.

Por: Alida Vergara Jurado

Sección: