Patricia Fuenmayor una mujer y madre en formato digital

Si uno hace en Google Imágenes la búsqueda “Patricia Fuenmayor” podrá ver fotos variopintas, pero que hacen gala de una perfecta coherencia en su conjunto. Uno puede ver desde una bellísima modelo en bikini hasta la clásica madre del siglo XXI, que –al final de la jornada- es la misma del siglo XX, la misma de todos los siglos anteriores. Cambian las formas, pero no cambia el fondo de cosas tan esenciales como la maternidad.

Patricia Fuenmayor tiene no menos de 20 años trabajando en los mass media, un territorio donde se verifica desde un cementerio de revistas -que mueren al nacer, o no pasan del año-, hasta un altar de hijos de un dios menor, que conocen la fama 15 minutos –como sugería Andy Wharhol-, y luego son olvidados sin vuelta de hoja. Bien dijo Yordano Di Marzo sobre la fama: “Ella olvida y no perdona”.

En los medios, la competencia es feroz, y son contados los casos de la gente que logra levantar una carrera seria, respetable y respetada, durante 20 años, o más. Los casos como el de Cecilia Martínez son verdaderas joyas. Rara avis. La excepción y no la norma.

TODA UNA PROFESIONAL

Patricia Fuenmayor nos atiende la llamada con don de gentes, encantadora gentileza de dama, y el tono de voz grácil de una Venus de Milo maracucha: “Mi segmento en el programa ‘Vitrina’ de Televen es el mismo contenido que lanzo a través de mis redes sociales y Youtube. A Televen le encantó la idea de incluir un segmento allí. La TV –cada vez un poco más- migra hacia el mundo digital”, expresa esta comunicadora social, egresada de la Universidad Santa María (USM).

Antes quiso ser odontóloga, pero parece que la carrera se le tornó un verdadero dolor de muelas, así que cambió de decisión.

Participó por el Estado Zulia en el Miss Venezuela (1997) –se celebró en el Poliedro de Caracas, y es la misma camada de Christina Dieckmann y Daniela Kosán, verbigracia-, por años ha sido animadora y locutora, y ha incursionado con éxito –ahora- con un canal dedicado a temas familiares en Youtube: “Patricia Fuenmayor TV”.

Sus micros de Youtube han saltado a la TV abierta con un segmento de la misma temática en el programa “Vitrina”, de Televen.

Ahora es madre de dos hijos, y el tema de la maternidad es recurrente en sus conteni- dos, no más que otros con foco en la mujer contemporánea.

“Yo, además, trabajé durante 6 años en Televen. ¿De qué van los micros? Todo lo que tenga que ver con el tema de la mujer, sean madres o no lo sean, sean trabajadoras o no lo sean, consejos para el Gym, aspectos sobre el maquillaje, entre otras cosas”, cuenta ella misma de qué va la cosa.

Se radicó en New Jersey (EEUU), a partir del pasado 22 de mayo, al menos durante una buena temporada, con sus pequeños, Sara, de 6 años, y Fernando, de 4 años. “Estoy casada con el cirujano plástico Jorge Safar. Allá en New Jersey seguiré con mi trabajo en los mass media”, adelanta un poco sobre sus planes allá.

El feedback que ha tenido de sus audiencias en redes sociales, Youtube, y –por supuesto- en Televen, es “sencillamente maravilloso”, confiesa. “Mucho más de lo que yo esperaba.

Yo misma escribo los guiones, grabo y tengo una persona que edita”, da cuenta de lo fácil que se ha vuelto, con el auge high tech, hacer comunicación social hoy día.

VIVIR PARA CONTARLA

Es fácil. Todos quieren tener su video en You- tube. Y lo tienen. Pero Patricia Fuenmayor es toda una profesional. Sus contenidos hablan de ello claramente. Fuenmayor nos pasea rápidamente por su hoja de vida: “Toda mi vida trabajé como modelo. Comencé hace muchos años en Venevisión, como La Chica del Tiempo (un segmento sobre el estado meteorológico en el noticiero). Luego, pasé a Televen, en el noticiero deportivo. Allí tuve, por ejemplo, el programa ‘Pura Interacción’ y asimismo ‘Dispárate’. También trabajé en RCTV, con programas de variedades como ‘De boca en boca’ y ‘Cita con las estrellas’, por ejemplo”, vuelve sobre su paso por el canal de Quinta Crespo.

En el canal de TV por suscripción E! condujo por un buen tiempo el programa “Fashion Week”, y también trabajó en radio, para FM Center, HOT 94 y Planeta. “Empecé a estudiar odontología, pero me cambié a Comunicación Social en la Universidad Santa María, y allí me gradué. Nací en Maracaibo, y viví allá hasta los 18 años”, recuerda la entrevistada. Ahora bien, ¿cuál es su secreto para hacer tantas cosas a la vez y hacerlas todas bien?

“Tengo mucha organización, manejo un check list con todo organizado por horas; de otra manera, quedas mal. Como dije, en EEUU continuaré trabajando en mi carrera”, desliza Fuenmayor.

239 MIL RESULTADOS EN GOOGLE

Y si uno simplemente “googlea” el nombre de Patricia Fuenmayor, el buscador arroja 239.000 resultados en 0.56 segundos: el primer resultado de la búsqueda es su cuenta en la red de micro blogging Twitter (@patrifuenmayor. El segundo resultado de la búsqueda –no faltaba más- es su propio web site (http://www.patriciafuenmayor.com).

Le sigue su canal en Youtube (Patricia Fuenmayor TV) y por ahí se pierde uno en el ciberespacio. Su cuenta en Facebook es Patriciafuenmayoroficial. En Instagram es sencillamente Patricia Fuenmayor.

HERMOSA EN TODO SENTIDO

Parece que la globalización realmente logró transformarlo todo. Si bien, a partir de ahora, Patricia Fuenmayor trabajará desde EEUU, como tantos otros talentos que decidieron emigrar, su público la tendrá enteramente a la mano, a sólo un click de distancia.

Decía Marshal McLuhan que la tecnología no es otra cosa que “una extensión de las facultades humanas”. Por lo tanto, Fuenmayor sólo va a necesitar una buena banda ancha, como punto de arranque. El resto se trata de lo mismo. Lo de siempre. Su personalidad versátil y encantadora, como un bálsamo para tirios y troyanos, para una Venezuela –y para un planeta- ávido de buenas cosas y de buenas ideas. Sólo ver sus fotos en Google ya le alegra la jornada al más triste de los mortales. Es una mujer muy bella: en la forma y en el fondo. No es más que Gestalt.

Por: Alejandro Ramírez Morón

Sección: