La calidad como práctica permanente

Las empresas aeronáuticas son estructuras complejas, donde todos los procesos están sometidos a manuales, regulaciones, procedimientos exactos, certificaciones, controles y verificaciones, que son indispensables para que los pasajeros y las tripulaciones viajen de forma confiable, cómoda y oportuna.

En Aserca Airlines existe una Gerencia de Aseguramiento de la Calidad, cuya misión es verificar y certificar que los procesos de mantenimiento de las aeronaves y todos sus componentes, a cargo de la Dirección de Ingeniería y Mantenimiento, se hagan de acuerdo con los manuales de los fabricantes, las regulaciones aeronáuticas, las propias políticas de mantenimiento de la empresa, y los mejores estándares internacionales.

Lena Matos, gerente de Aseguramiento de la Calidad de Aserca Airlines, apunta que cuenta con una plantilla de 40 personas, quienes laboran en las áreas de Auditoría, Confiabilidad de las Operaciones, Inspección de Vuelos y de pruebas de Ensayos no Destructivos (NDT, por sus siglas en inglés).

Se trata de un personal de un alto nivel técnico. “Son equipos totalmente distintos. En Auditoría y Confiabilidad todos son ingenieros aeronáuticos o de otras especialidades con componente de formación aeronáutica. Los Inspectores de Control de Calidad tienen grado de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico (TMA) II y, además, deben certificar no menos de 5 años de experiencia en el área. Los técnicos de NDT tienen el grado de TMA II y un certificado específico que emite la Asociación Venezolana de Ensayos No Destructivos. Todas las certificaciones del personal se deben renovar periódicamente ante la autoridad aeronáutica del país”.

AUDITORÍA

“Nuestra función fundamental es verificar la conformidad de las actividades de mantenimiento en todas las áreas, que cumplan
con los estándares de calidad de los fabricantes, las regulaciones aeronáuticas y los manuales de la empresa, que son muy exigentes, en función de mejorar cada día nuestra calidad de servicio”, refiere Rhony Álvarez, encargado del Departamento de Auditoría.

Existe una planificación anual de auditorías para todas las áreas de : la Dirección de Ingeniería y Mantenimiento, en las cuales se revisan y certifican los procesos, los equipos, las herramientas utilizadas y las prácticas de trabajo. Este departamento también certifica a los proveedores externos, como talleres de calibración, de motores y hasta los proveedores de combustibles.

Por otra parte, Auditoría es el interlocutor directo con el Institu-
to Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), que realiza auditorías periódicas y solicita información constante sobre la situación de los equipos y operaciones.

“Nuestro departamento gestiona la tramitación y renovación de las certificaciones de los aviones ante el INAC. Los equipos requieren certificados de aeronavegabilidad, matrícula, licencia de estación de radio, homologación de ruidos, emisión de gases, etcétera. Estas certificaciones son obligatorias para que un avión sea despachado”, precisa Álvarez.

Además, el Departamento de Auditoría es responsable de certificar el funcionamiento de las Organizaciones de Mantenimiento Aéreo (OMA) que funcionan en los destinos nacionales con mayor tráfico, y en los internacionales que cubre Aserca Airlines como; Santo Domingo, Aruba y Curazao.

INSPECCIÓN DE VUELOS

Juan Carlos Hidalgo, Jefe de Inspectores de la Gerencia de Aseguramiento de la Calidad de Aserca Airlines, dirige un equipo que certifica el cumplimiento del protocolo de mantenimiento en la línea de vuelo. Es un personal operativo y que debe autorizar el despacho de cada equipo durante el día.

“Desde que comenzamos las operaciones, a las 4 de la mañana, hay dos inspectores de guardia que se aseguran del cumplimiento de todos los protocolos, normas, regulaciones que están establecidas para que se realice un vuelo”, explica Hidalgo.

Lena Matos apunta que sin la firma conforme de estos inspectores, ningún avión puede despegar. Los controles son exhaustivos y deben cumplirse con eficiencia, para que el proceso no incida en la puntualidad de las operaciones.

Matos sostiene que en la empresa existe una cultura de colaboración seria y responsable entre las áreas a cargo de hacer y asegurar el mantenimiento de la flota. “No podemos trabajar como una isla, tenemos una total colaboración para que los procesos sean fluidos. Nosotros proporcionamos información útil y responsable para que las estructuras funcionen óptimamente y se garantice la confiabilidad”, subraya.

Jimmy Mata, inspector de NDT (siglas en inglés) apunta que se utilizan 5 pruebas: Boroscopia, Rayos X, Ultrasonido, Tintes Penetrantes y la prueba de “Eddy Current” o Corriente de Foucault. Se revisan en profundidad todos los componentes de la aeronave para determi- nar si hay fisuras, pérdidas de espesor, corrosión, o cualquier otra anormalidad.

“Trabajamos con procedimientos de ingeniería. Cualquier daño externo debe ser evaluado; por ejemplo, si un zamuro se mete en un motor, hay que hacer un endoscopia, porque se puede dañar un compresor y hay que evaluar ese equipo; si una escalera golpea un avión, hay que verificar si se produjo algún grieta”, explica Mata.

Todas estas pruebas son completamente inocuas para la estructura de la aeronave.

¿Y cómo se controla el trabajo de los contralores? “Anualmente nos hacen una revisión, presentamos un reporte anual de auditoría, tenemos auditorías regulares del INAC, y revisión de Presidencia dos veces al año. Hacemos una reunión mensual con operaciones, para revisar también las condiciones en que se operan los equipos”, señala Lena Matos.

La Gerencia de Aseguramiento de Calidad de Aserca Airlines combina experiencia, juventud y trabaja con absoluto rigor técnico. Para Matos, la integración adecuada del equipo, su motivación, responsabilidad y compromiso, son claves para cumplir estas exigentes tareas.

OPERACIONES CONFIABLES

El Departamento de Confiabilidad se encarga de revisar concretamente los procesos, tanto los de despacho de vuelos, como los de mantenimiento de cada una de las aeronaves.

Esta unidad, a cargo de Daliana Jiménez, básicamente compila infor- mación sobre los retrasos de las operaciones, establece sus causas y realiza reportes donde analiza cómo se pueden hacer correctivos, donde y cuando sea necesario. Igualmente, lleva un reporte detallado sobre el desempeño de cada aeronave para establecer las medidas oportunas que permitan atacar cualquier evento que requiera respuesta de mantenimiento.

“Analizar la información que genera cada aeronave permite generar alertas, si hay incidentes reiterados. Hay que atacar las situaciones de manera oportuna, por eso el análisis es constante”, puntualiza Jiménez.

La intención del trabajo del Departamento de Confiabilidad es buscar permanentemente oportunidades de mejora y más eficiencia dentro del marco de las regulaciones.

INSPECCIÓN EN PROFUNDIDAD

Periódicamente, las aeronaves son sometidas a test de Ensayos no Destructivos, que son pruebas para determinar el estado y funcionamiento de todas las estructuras y componentes, en función de determinar con precisión si cumplen los estándares de seguridad.

Sección: