Joaquín Nandez cuando la ecología tiene el papel principal

Con 20 años en el diseño de moda, este artista está especializado en el vestuario para teatro, cine y TV. Utiliza materiales ecológicos en 40% de sus diseños y dice que le preocupa el auge del teatro comercial, porque no se debe pedir al público que vaya al teatro, sino todo lo contrario.

Orlando Arocha (Contrajuego) fue su gran maestro, y el éxito le sonrió desde siempre. 

“La televisión me dio ritmo y training, porque es muy improvisada. En el teatro se dispone de más tiempo. En la televisión todo es inmediato. Llego al vestuario teatral mientras estudiaba la carrera de diseño de moda. No lo tenía planeado, no tenía la más mínima noción”, ensarta sus primeras puntadas el diseñador Joaquín Nandez, particularmente conocido por su empleo de materiales ecológicos.

“En el tercer semestre de la carrera me llama Zhandra Rodríguez, a través de una bailarina del Teatro ´Teresa Carreño´ (TTC) para solicitarme el diseño de un vestuario. Eso fue en 1996, yo tenía 23 años de edad”, un destello le afila la mirada. 

A partir de ahí, lo atrapó de inmediato el diseño de vestuario y nunca lo abandonó. “Imagina un estudiante de diseño de moda que vea sus primeros trazos profesionales en la Sala ´Ríos Reyna´ del TTC. Se trataba de la ópera Carmen, de Georges Bizet. También un homenaje a Manuel de Falla”, expresa.

Esto fue un gran estímulo para Nandez. Zhandra Rodríguez se despedía de los escenarios. Fue entrar por la puerta grande. “A lo largo de mi carrera –sin embargo-, no he sentido que el dinero sea un determinante”, se lleva una mano al pecho.

Sin embargo, ¿cómo se para Joaquín Nandez frente al mito del artista químicamente puro? “No hay precio que pague lo que sientes como artista, al ver tu trabajo cobrar vida en el escenario, en la piel de un actor”, despacha enfundado en un par de jeans desgastados.

ARTE PROPIO

“La carrera de Diseño no tenía una mención de vestuario. Aprendí todo de modo empírico. Luego, vino la obra ´Se llama Simón´, una pieza maravillosa con la cual se reinauguró el Teatro Municipal, con niños actores de las barriadas populares. Posteriormente, me llaman del Ateneo de Caracas, el maestro Orlando Arocha, para diseñar una temporada de ópera breve. Si pudiera dedicarme sólo al teatro lo haría; es mi pasión”.

Y se interna en los vericuetos del proceso creativo: “A mí me gusta involucrarme desde la fase de pre producción y leer el guión. Es conectarme con una energía superior. Como artista, la responsabilidad de vestir lo que –en su momento, y por ejemplo- Shakespeare imaginó, es inmensa. Hice ´Romeo y Julieta´ en el Teatro Chacao”, declara Nandez.

El artista explica que su problema no es cómo está diseñada la sala, sino lo que pasa en el escenario, es decir, los colores de la escenografía. La sala puede ser la calle. “Recibo el guión, lo leo, y hago una propuesta verbal al director, quien –a su vez- me da su planteamiento. El director siempre es la máxima autoridad. Mi maestro es Orlando Arocha, del Grupo Contrajuego. Con él he obtenido la mayoría de mis premios”.

Su retorno espiritual y vocacional –revela- es lo que le pasa al público, pero también a los actores. Al final, cuando tiene lugar una obra de teatro, aclara el diseñador, todos los artistas involucrados están pendientes es de lo que le pasa al público

MATERIALES RECICLABLES

“Trabajo con materiales reciclables y la gente que me sigue en las redes sociales (@joaquinandezvestuario), no entiende cómo puedo utilizar cartones de huevo en un vestuario. Llegué a los materiales reciclables, a través de Orlando Arocha, en un montaje que se llamó ´Quartett´, de Heiner Müller. Arocha desarrolló la historia en un container de basura, en el Espacio Plural de Trasnocho. Son dos actores, y sucede a finales del siglo XVIII y en la Tercera Guerra Mundial. Mi propuesta fue hacer vestidos del siglo XVIII con materiales modernos, como el plástico”, desliza en torno a este clásico.

El teatro suele ser cosa hedonista y sibarita, vinculada a las urbes, no pareciera muy vinculado a la cosa ecológica, “pero lo he tomado como bandera. El teatro debería migrar, al menos en una franja, hacia la Madre Tierra. Es un asunto social. Si tuviera que hacer una obra en una loma de El Ávila, la haría. El teatro se puede hacer en cualquier parte. Es una fuente inagotable de recursos”, fija los ojos magnéticos en el Sultán de Caracas, que flanquea el sitio de la entrevista.

Siempre trata de usar materiales distintos, cuando maneja mucho un material, lo cambia por otro. Hizo una obra que se llamó “La creme de la ...”, que criticaba la sociedad, y tomaba como inspiración a María Antonieta. “En el polisón del traje usé tapas de poceta, estaban fijas a la parte lateral de la falda del vestido, pero la actriz se movía perfectamente sobre el escenario. Esa obra se hizo en el Festival de Microteatro, en Urban Cuplé”, dicho vestuario fue requerido por el Museo del Teatro de Moscú, para ser expuesto en la “Exposición de la retrospectiva del teatro del Siglo XX”, comenta Nandez.

Aclara que, no obstante, lo ecológico es una opción más en su trabajo. No siempre lo uso. Digamos que lo usa en 40% de su trabajo. “Es lo que más ha destacado. También hice el vestuario, con material de reciclaje, de la película ‘El Show de Willy’, con el actor Sócrates Serrano, y del director Fernando Venturini”, indica el entrevistado.

Asimismo ha hecho telenovelas, pero esencialmente en TV fue el diseñador del programa “Viviana a la Medianoche”, y “La Guerra de los Sexos”, ambos en Venevisión. La diferencia entre teatro y TV –garantiza- es que esta última es muy improvisada, todo es muy rápido, de hoy para mañana.

MUSEO DEL VESTUARIO

Una de sus cruzadas es que el diseño de vestuario sea respetado como un arte en Venezuela. Por ejemplo, en todos los países –incluso de América Latina- existe un museo del vestuario, pero no aquí. 

“Por ahora estoy formando a los nuevos valores de diseño de vestuario. Mi sueño sería ser director del Museo de Vestuario de Venezuela, y también me encantaría diseñar para una obra de Moliere. Tal vez usaría moda ecológica, porque da para todo. Lo importante es que el público no pueda creer que lo que ve son chapas de refresco, por ejemplo. Mi mensaje es que debemos buscar más lo interno. Toda esta camada de teatro nuevo a mí me preocupa. La gente está llamando al público a asistir al teatro, y lo correcto es que el teatro vaya el público, no lo contrario”. 

UN TRAJE ECOLÓGICO PARA SBA AIRLINES

Joaquín Nández diseñador de vestuario teatral y artífice de una original y fina manera de mostrar la moda ecológica, representa uno de los artistas venezolanos que luchan día a día por brindar lo mejor del arte a un público ávido de buenas noticias.

Es así como inspirado en el 22 Aniversario de SBA Airlines, diseña un traje ecológico en su honor, elaborado con la técnica de origami, utilizando volantes de papel publicitario pertenecientes a promociones ya caducadas.

Para el disfrute de empleados y clientes, el vestido estará expuesto durante un mes en las diversas oficinas de SBA Airlines.

Para el trabajo fotográfico del mismo contó con el apoyo de la modelo Valentina De Abreu, Ángel Ramos en la fotografía, Yojaima Ramos como Asistente y como locación el TopSpa Caracas. 

Por: Alejandro Ramírez Morón

Sección: